TOCADO, ALIENADO y DORADO (OM, la música del Universo)

b y negro
Aquí os presento los tres capítulos siguientes de “OM” (Ganadora del Áccesit de…blah-blah-blah)
TOCADO, ALIENADO y DORADO.
Música, Alien 1, 2, 3 y 4, drogas y jabalíes en estos tres actos un poco más “arriesgados”…
¿Que opináis de la saga Alien?
Como veréis estoy un poco obsesionado con las sagas…

TOCADO

Desde la pecera del estudio, Kevin desgañita un tema funk moderno, apto para las pistas de baile.
La base parece a la altura, pero su voz no termina de empastarse con la producción, el todo chirría una vez más.

Midas
Una de las teorías más importantes sobre los orígenes de la música dice que el principio de todo este lío podría estar en los pájaros.
No sabemos de donde viene la música, es un poco jodido no saber hacer nada más que música y no lograr averiguar para que sirve lo que haces…
¡De qué sirve mover semejante volumen de masa emocional si no sabes para qué?
¿De qué sirve hacer magia de verdad… cambiarle la cara a un gilipollas al que le ha dejado la novia o poner banda sonora a la muerte de papá si no sabes que es lo que te atrae de todo el rollo…

En principio, los pájaros, por lo menos, saben lo que se hacen… se ponen a cantar, afinan un par de notas esperando que alguna pajaruela desprevenida los escuche y así, con suerte… se aseguran un nido caliente donde refugiarse esta noche…
Es una explicación sencilla… una vez más la base de todo.

Podría ser que montara toda esta parafernalia para meterla en caliente… Tiene sentido… al menos hasta un punto, hasta ese momento justo en el que ya no quieres meterla en caliente…
Entonces que cojones es lo que está pasando?

La gracia del tema de los putos pájaros es que, al parecer, los cabrones se vician…
Resulta que, con los años, si las cosas van bien, si no hay ningún cataclismo o si no están metidos en una puta jaula al lado de una maldita vieja con un gato…. Se pasan el día cantando.

A los cabrones, simplemente les parece divertido hacerlo, se hacen mayores y empiezan a cantar incluso cuando las posibilidades de follar son nulas… resulta que cantar mola… que es placentero… y que follar es lo de menos.
No sé que pensar de todo esto.

Escuchamos a Kevin desgañitarse al otro lado de la pecera…

Midas
Escucha… errr… Kevin…

Kevin (se detiene al notar que la música cede)
¿Sí? Dime

Midas
Doy por supuesto que eres un puto maricón desalmado, que realmente no tienes talento y que la pequeña neurona que todavía circula por tu cabeza, sola y perdida, se ocupa afanosamente en intentar encontrar algún sentido a tu miserable existencia en cualquier cuarto oscuro barato de Chueca…
Pero, a pesar de todo esto, debes intentar poner la poca hombría que te queda al servicio del tema y afinar un poco… cantar como si no te estuvieran sodomizando… ahora mismo….

Kevin
Cream… no te oigo, otra vez has olvidado pulsar el botón del comunicador.

Midas (lo pulsa)
Oh, es verdad, lo siento…
Por aquí vamos bien, vamos a hacer una más, ahora que estás… caliente. (suelta el botón)
Marica.
(pulsa el botón)
Disculpa un segundo… voy al servicio.
(suelta el botón)
Invertido.

Kevin
¡A por ello!

Entra Mildred.

Mildred
Cream… teléfono, es América.

Midas
Dios bendiga… a América…
(A través del auricular)
¿Esta noche? Puedo intentarlo.
Me resultaría todo más fácil si sé lo que vamos a hacer…
Ok, puedo intentar tomármelo como un respiro…
A las 00:00.
Perfecto.

ALIENADO

Midas y América están sentados juntos en el metro, llevan mochilas y bolsas de deporte cargadas con pértigas y cables de microfonía.
En el vagón hay ya poca gente, el ambiente tiene la espesura y el poso propio del final de día… con el aire triple o cuádruplemente cargado.

América
No es un segundo episodio, lo de las alarmas era un concepto y esto es otro… aquello era la ciudad, el mundo de la gente, el concepto de vehículo parado… el salto de la calma al ruido… y esto es… justo lo contrario.

Midas
A mi me gusta eso en una segunda parte… el problema es el de siempre… ¿Qué esperar de una segunda parte? ¿Qué esperas tú?
¿Qué espera la gente de… “Alien 2”?
Habrá quien espere lo mismo que de “Alien 1”… habrá quien espere simplemente MÁS aliens, más explosiones, más actores famosos, más dinero y MEJORES gadgets…, mejores giros…

América
Todo el mundo ama lo inesperado… aunque no lo sepan.
Nadie quiere simplemente más… y ese es uno de tus problemas… hace falta un buen cambio, hace falta hacerles creer que será una segunda parte pero dejarlo en el título… “Alien 2” no tiene nada que ver con “Alien 1”… es otra cosa, es una chorrada… pero no es “Alien”…

Midas
Pero ¿es interesante que no sea “Alien”? Para mi tiene gracia que no sea “Alien”… lo que no sé es si llamarlo “Alien 2”…
No hagas una segunda parte si no es una segunda parte.

América
En inglés se llama “Aliens”, en plural… como avisando… “la idea es MÁS… más de todo”
Al final era la teniente Ripley contra un montón de bichos, eso era la peli.
En “Alien 3” recuerdo que intentaron volver al rollo de la 1, con una cárcel espacial, otra vez con un solo Alien.

Midas
Desde que en el título aparece el número 3 la cosa se devalúa… supongo que la tres intentaba no ser “Más”… que la idea era “Mejor”… pero ¿mejor que qué?
La primera ya era un clásico.

América
La idea subyacente de “Alien 3” es “mejor que la 2”, “para los que les moló la 1”

Midas
Y la cuatro, la de los europeos era un desbarajuste… una locura…, un intento de darle un toque de autor…, de tirar por otro sitio, de darle un código diferente.

América
La cuatro es una cagada

Midas
Pero es loable

América
En eso es en lo único en que estamos de acuerdo… sin riesgo no hay arte, si no pones carne en el asador no vas a comer, si no tiras los dados no hay juego…

Mientras conversan, un vigilante que ha entrado en el vagón se acerca a ellos.

Midas
Si no te mueves, te mean encima. Es así. Ningún perro mea en la rueda de un coche en marcha.

Vigilante Del metro
¿Que llevan en esta otra mochila?

Midas
Cocaína, explosivos…, pornografía infantil.

América
No le haga caso… es retrasado…
Llevamos cableado y micrófonos.

Vigilante
Dígale a su amigo el gracioso que está prohibido grabar en el metro sin autorización y que tenemos un cuarto precioso lleno de cámaras y material de este tipo.
¿Para qué es la gasolina?

Midas
Dile a tu amigo el pragmático que no tenía en mis planes grabar en el metro, y que yo también tengo un cuarto maravilloso en mi estudio lleno de tipos que no tienen nada que hacer en la vida y a los que manipulo como marionetas a mi antojo.

América
¿Te quieres callar, gilipollas?
Vamos a recuperar mi coche, vivimos en la urbanización de Montealegre y ayer nos quedamos sin gasolina aquí al lado.
Disculpe, nos bajamos en ésta, no ha tomado su medicación.

DORADO
Nos encontramos en un bosque, a las afueras de Madrid. En un descampado, Midas ha colocado unos micrófonos dispuestos circularmente.
Es de noche y América apoya la labor con una linterna.

América
Así está perfecto, ahora sostén tú la linterna.

Midas hace lo que le piden, América abre el depósito de la gasolina y la derrama en el espacio de terreno que rodean los micros.

Midas
Preguntar qué haces me parece una nimiedad a estas alturas… mi cuerpo dice corre, pero mi mente dice quédate y arde con ella.

América
Tengo sueño… ¿tienes farla?
Midas
Tengo M… M de Midas… M de Me enciendo Mi pitillo porque no Me doy cuenta y Me Muero Mientras tú no Mueves el culo porque taMbién estás de M.

América
Déjame una chupadita.

Midas
¿Entonces qué grabamos? ¿Cómo ardes tú o como ardo yo?
(Midas muestra una grabadora digital de mano en la que termina el tendido que parte de los micros)
Mira… el Rec es el espacio.

América
Ahora a esperar.

Midas también da una chupadita al M.

América
Pásame la bolsita…
Vamos para allí… pero sin perder visibilidad.

Han pasado unas horas y varias chupaditas de M, el ambiente es bien distinto.

Midas
Y…. ¿¿¿¿Te acuerdas de los Freshquitos????

América
¡Eran lo más! ¡Dios! ¡Cómo me gustaría tener uno aquí ahora mismo!

Midas
¿Te apetecería? Dios… como me gustaría tener uno y dártelo… me encanta hablar contigo, de verdad… no sé… siento que en lo esencial nos entendemos…

América
Yo también, tío, de verdad… no es por las drogas, que están ahí… ¿no? Que nos están ayudando… pero… errr… como no tengo “Fresquito” voy a darle otra chupadita más a esto… ¡JAJAJJAAJAJAJ!

Midas
¡JAJJJAJAJAAJAJAJ!

Se escucha un ruido entre la maleza.

Midas
¿Qué ha sido eso? Has oído eso?

América
¡¡¡Shhhhh!!!… vamos a intentar estar callados… joder, tío, me jode muchísimo cortarte el rollo con lo guay que estamos… pero creo que si nos centramos… no sé… yo creo que puede salir algo muy gordo de todo esto, tío…
No sé, a mi me parece que aunque estás un poco apalancado, tú tienes un montón de talento….

Midas
Joder tía… no me digas esas cosas… ¿vale? No me digas eso, joder… no me digas ahora que estoy apalancado…, no es el momento de decirme eso…
Tía… estoy drogado, joder…, no me puedes decir eso ahora que no puedo hacer nada para solucionarlo… joder…
¡Joder, joder, joder!… de verdad… que hija de puta… y sé que no lo haces con maldad, pero joder… tía…
Se oye de nuevo el ruido.

América
Midas…

Midas
Joder, joder… me rompes, me rompes… me duele que me digas eso… eso le duele a cualquiera… y eso que yo nunca te….

América coge la cabeza de Midas y dirige su mirada hacia el microfoneado.

América
Mira.

Ambos se quedan en silencio.
En el medio de los micrófonos, olfateando la gasolina, hay un jabalí, es un animal enorme, no parece inquieto, sino más bien confiado con la situación.

Midas
Joder… parece… parece un animal mítico… parece un monstruo. Es precioso… es una imagen bellísima… los céspedes iluminados con focos siempre me han parecido un decorado, una mentira controlada.

América
Dale a grabar.

Midas
¿Cómo sabías que vendría? Dios… mira que colmillos… este animal no puede haber cambiado mucho desde su etapa primitiva…

América
Tú espera…, limítate a grabar, voy a filmar esto en vídeo.

De pronto, el bicho, extasiado con el olor de la gasolina flexiona las patas traseras y comienza a tomar contacto con el suelo.

Midas
¿Qué hace?

América
Se arrodilla… y se purga… como en una iglesia.

El bicho se revuelve por el suelo, es una imagen muy placentera, el jabalí frota su espalda por el suelo como hacen los perros en el césped para rascarse.

Midas
Es como un perrito de quinientos kilos. Es como media tonelada de amor.

América
Se lo está pasando francamente bien… ¿es precioso verdad? Escuchas los jadeos…
Media tonelada de amor.

Midas
¿Por qué lo hace?

América
Es la gasolina, los vuelve locos… estos bichos son muy grandes y muy torpes… tienen las patitas cortas… no pueden rascarse de ninguna manera.
Deben de estar absolutamente llenitos de parásitos cabrones… por todas partes…
Imagínate no poder hacer nada mientras miles de pequeños cabrones te chupan la sangre

Midas
Puedo imaginarlo.

América
La gasolina funciona como un desparasitario perfecto… esos cabrones huyen despavoridos… debe ser maravilloso.

Midas
Se me está bajando un poco el efecto del M.

América
¿Quieres más?

Midas.
No.

América
Es un sistema de caza… ahora si quisiéramos podríamos pegarle un tiro… mira en que estado está…

Midas
Media tonelada de amor. (Se enciende un pitillo)

América
Media tonelada de fiambre.
¿Seguro que no quieres más?

Midas
Seguro… yo sólo quiero…

Midas tira el pitillo encendido al jabalí que arde en llamas como una supernova.

Midas
Un poco de emoción.

América grita histérica, la luz les ilumina a ambos. El animal grita también de dolor.

Midas besa a América.

Anuncios

OM

Á ver que os parece esto…son los dos primeros Capítulos de mi obra “OM”, con la que conseguí este año un áccesit en el Injuve al mejor texto teatral.
Me encantaría completarla en vídeo, hace un año tuvimos un intento frustrado de rodar un capítulo y desde entonces tengo la espina clavada.

OM
La música del universo.

1. FUGADO
2. ALARMADO
3. TOCADO
4. ALIENADO
5. DORADO
6. SONADO
7. LISTO
8. COLOCADO
9. GIRADO
10. ANIMADOS
11. OM

1. FUGADO

Amanece, el clima es húmedo y frío, los suspiros se convierten en vaho antes de cada palabra.
Hay un aparcamiento, hay coches, muchos coches, se trata de un aparcamiento de un vecindario de clase alta, los coches son caros, hay BMW’s, Audis, Mercedes y algún todoterreno de una familia moderna.
Su disposición es ordenada, están aparcados en batería, en sentido longitudinal, en dos filas con un gran pasillo en medio.

Hay micrófonos situados a lo largo de la calle, cada cuatro coches hay uno sobre su soporte.
El tendido de cables termina donde están Midas y América.

Midas
¿Sabes? Hay dos clases de personas… las buenas y las malas… yo soy de las malas.

América
(Con la mirada clavada en el final del pasillo)
Si lo hacemos bien no tendremos que repetirlo.

Midas
Las buenas personas son capaces de amar a otras, entienden la vida más allá de las cuatro paredes de su cabeza, piensan en ocasiones en como se sentirá su madre, su amigo o la chica que le gusta… tienen un trocito del cerebro habilitado para eso… les apetece que las cosas marchen para todos… lo he visto con mis propios ojos… estos tipos se te acercan, te dan una serie de cosas y se ponen de buen humor… como el do con el mi o con el sol… se entienden de verdad…
Suena compacto

América
No me gustaría tener que repetir todo esto, deberíamos hacerlo de una vez… ver si se crea la magia, ponerle un marquito, sacarlo bonito y enseñárselo a la gente.

Midas
Yo… no pienso en los demás… tampoco es nada para meterme en la cárcel… no me importan. Tengo un motivo…tengo… muchas cosas que hacer… me gusta que la gente me diga “que está bien”… me gusta pensar que estoy por encima, que no soy como ellos y que además… son un poco gilipollas…
¿Son un poco gilipollas… verdad?
Un poco aburridos… como que no saben, como que no tienen poderes…

América
Eres un jodido enfermo, das muchísima pena y lo sabes.
Si supieras por qué lo haces… si de verdad tuvieras un motivo estarías salvado… estarías en paz… pero… ¿sabes?
No pareces estar en paz en absoluto.

Midas
No, la verdad es que no.
Parece lógico… resulta que la música es una cosa que riega, que destruye, que transforma… para bien o para mal… y que soy capaz de hacerlo, que fabrico el conjuro y que, además, funciona… que me subo al escenario, me pongo a tocar una canción que he hecho ayer por la noche, drogado y pensando en MI… ¡En mi!, en mi mismo y en mi persona… también un poco en yo, ¡en mi!, en me y en mi querido ego, en ti, pero para mi y en mis cosas, en mi mente, todo mío, una canción hecha por y para mi… para sentirMe mejor, para verMe a mi mismo y saber que soy yo… para entender mi yo, mi me, lo mío…

América
¿Cómo estás tan seguro de que estos coches son los adecuados?

Midas
Lógica pura. Mira a tu alrededor.
Es un vecindario de clase media, familiar.
No son tan ricos como para guardar los coches bajo techo con un vigilante pero sí como para comprar una buena protección.
Tienen niños… están cerca de un barrio conflictivo…
Cositas.

América
Recuerda ir medio tiempo por detrás de MI.

Midas
(Pulsa una tecla)
YO voy medio metro por detrás de MI mismo, tú haces lo que YO digo, eres MI alter ego un tiempo por delante, por la razón mecánica de que MI persona no puede ir ahora mismo un poco por delante de MI… ME siento como si YO fuera detrás de MI.

América se incorpora a toda velocidad y sale disparada realizando un recorrido paralelo a los coches de la derecha.
Midas hace lo mismo con los de la izquierda.

Ambos van empujando todos los automóviles. Primero ella y poco después él.
Casi todos los coches disparan sus alarmas.
La fuga está siendo registrada en el equipo de Midas.

Aparece el título en pantalla:
ALARMADO.

2. ALARMADO

Al sonido de las alarmas se les va sumando una batería, un bajo y algunos instrumentos.
La música nos lleva una pantalla de ordenador, de la pantalla a un estudio de grabación.
En el estudio, frente la pantalla: Midas.

Mildred le interrumpe.

Mildred
Kitty está a punto de llegar.

Midas
¿Crees que me estoy anquilosando?
Quiero decir… ¿Mis producciones se parecen demasiado?

Mildred
No pienso entrar en ninguna opinión musical, nunca he hablado de eso contigo y no voy a hacerlo ahora.
Además hace dos meses que no cobro, tengo pendiente quitarme una caries terrible que no he podido arreglar por tu culpa y ayer me han dado plantón.
Midas
(Girándose en su silla)
Es cierto… tú y yo nunca hablamos de música…no te impresionas con la gente que viene por aquí. No te interesas por la grabación, no te involucras ni me pides ningún disco…
Dime Mildred… a ti… ¿qué música te gusta?

Mildred
¿Quieres que te diga la verdad?

Midas la mira.

Mildred
Me gusta Peter Gabriel. Me gusta mucho.

Midas
(Tras una pausa)
Dile a Kitty que pase.

Mildred
Sí… mmm… viene… alegre.

Midas
Mira a Mildred fijamente, mira el reloj y mira a la cámara.

Soy Cream Midas. Es un nombre artístico.
Posiblemente la gran mayoría no hayan escuchado hablar de mi.
Si me conoces eres un gran fan de la música. Tan fan, tan melómano, que posiblemente has desperdiciado parte de tu vida y la de tus escasas conquistas amorosas escuchando música.
Soy productor musical y cuando alguien conoce los nombres de los productores musicales es que ha perdido demasiado tiempo con la música, tiempo que podría haber aprovechado… no sé…
FOLLANDO.

Si me conoces, conoces a Kitty, ella es mi mejor producto.
A eso me dedico, echo una ojeada, te miro, te estudio, veo lo que te gusta… cojo material y luego… hago que brille.
Hago estrellas.

Midas (A Mildred)
Dile que pase.

Entra Kitty a trompicones.

Kitty
¡Gracias a Dios!, ¡Me moría por una raya!
(Saca una bolsita del bolso y comienza a hacerse una raya sobre la mesa)

Midas
Kitty… Kitty… deberías estar ensayando…

Kitty
¿Quieres una o no?

Midas
Mira el reloj y mira a cámara.
¿Sabéis todos los tópicos que existen sobre este mundillo? ¿Todas esas barbaridades y leyendas?
Pues son verdad.
¿Sabéis todas esas cosas maravillosas… esos misterios de la creación…esas personalidades geniales?
Pues son mentira.
Midas a Kitty.
Ponme una pequeña.

Kitty
¿Pequeña?
¿Sabes Cream?
Tengo a mucha gente en mi lista negra… ¡pero tú estás en mi lista blanca!!!
(La raya resulta inmensa)

Midas
(Esnifando)
El lunes… voy a pasar por el local… y voy a asegurarme de que lo tienes todo controlado… ¿ok?
No quiero que dejes pasar esta oportunidad, ¿me oyes?
Si te consolidas en la gira, si no la cagas ahora… vamos a tener algo muy gordo contigo.

Kitty
(Esnifando. De pronto se pone seria.)
¿Podré… teñirme de morena?

Midas
Errrrr… Kitty… ya habíamos hablado de eso… tu pelo debe permanecer rojo…es tu color…

Kitty
Pero Creammmm. ¡Me lo prometiste!

Midas
¿Se blanquea B`? Adelgaza Jennifer? Kitty, ¡No puedes hacer esto ahora!

Kitty se queda pensativa, un poco melancólica.

Midas (a la cámara)

No es ninguna broma…
Dime quien eres…
Ajá… eres Miguel, tienes 28 años y trabajas en una empresa de administrativo. Te gusta ir al gimnasio, tienes un coche decente, con buen equipo de mp3 y un i-pod nano.
Pc antes que Mac.
Farlopa antes que M.
A ti te gusta Britney.
Es rubia, es descarada, es un poco como las chicas con las que ligas en la disco.

Roberto, 27. Informático. Muy tranquilo.
Tienes un pc con piezas que has escogido tú mismo.
Tienes un mp3 mucho más completo que el maldito i-pod e incluso una mini-cadena.
Nunca tendrás novia.
Shakira, no hay duda. Y además en español.
Es morena, un poquito sensible, indígena y casi auténtica.

Marcos, diseñador. Tienes entre 25 y 34 años.
Mac, claro.
Descargas muchísima música y lees Rockdelux.
Tienes un novio mo – nísimo.
Mmmm… ok, tienes que reconocer que el último de Justin tiene temazos.
Es rubio, guapo, hetero y, por lo tanto inalcanzable… aunque moderno y arreglado.
Comienza una carrera como actor… ¡no se le da mal!
Te lo has comprado así como a lo tonto. Dices que el productor es muy bueno…

Ok… ¿Te he pillado?
¡No puedo permitir que Kitty se cambie el color de pelo ahora!

Midas (a Kitty)
Ok Kitty… hagamos un trato… ¿vale?

Kitty se mete un poco de cocaína en la nariz con el dedo.

Midas
Haremos esta gira de pelirroja, harás los conciertos…haremos todas esas cosas de las que hablamos y luego… antes de la sesión de fotos del siguiente disco… te teñirás de rubia o de lo que tú prefieras…

Kitty
¿Y podré sacar la serpiente?

Midas se pone serio y piensa un momento.

Midas
Kitty… las serpientes son animales impredecibles…

Kitty
Me gusta como me queda la serpiente.

Midas
¿Conoces a Tracey Hoax? ¿Te gusta su serpiente? ¿Recuerdas que la sacaba siempre en los 70’s?
Tracey dejó de sacar a Peggy, la simpática pitón, porque se enterneció demasiado con ella… las giras son duras, no estableces vínculos reales con las personas y es agradable tener alguien a quien volver…
Es como llevarte a tu perrito de gira… estos bichos te reconocen, se acostumbran a ti, se relajan y bajan sus pulsaciones cuando te tienen cerca… Se vuelven muy cariñosos cuando por fin pueden salir del terrario y ponerse sobre ti, les da igual que haya unos cuantos “cienes” de personas mirando y que suene música hindú.

Kitty abre la boca para aprobar.

Midas
Reconozco que puede ser una suerte y algo muy agradable poder sentir a la mitad del show, en medio de ninguna parte, unas escamas conocidas que te aprietan la espalda con suavidad y que te sigan el rollo…
Tracey llegó a empatizar tanto que se llevaba a Peggy a la cama.

Kitty
¿Se follaba a la serpiente?

Midas
¡No, por Dios! el bicho era muy manso, se metía en cama con aquel rollito de carne, se abrazaba a él y dormía hasta coger el siguiente avión… como quien duerme con su perrito Toby a los pies, como quien echa un perfume conocido en la almohada.

Kitty
¡Que bonito!

Midas
Se pasó así media gira, luego empezó a preocuparse por la serpiente, el pobre animal se despertaba rígido y recto, como un palo.
Hacía eso… se extendía en cada cama de hotel que ocupaban.
Empezaba la noche como un ovillo y a la mañana siguiente aparecía junto a Tracey recta y con los ojos abiertos, fría y palpitante.

Kitty
No era natural para ella…, necesitaba su terrario.

Midas
La llevaron a un veterinario en México, le contaron el caso… muy gracioso: “Oiga, que soy una estrella del pop, me encanta la pitón que saco en el número del encantamiento y por eso duermo con ella… empezamos la noche abrazados y se despierta a mi espalada estirada, rígida y fría como un palo de fregona….”

Kity
¿Qué le dijeron?

Midas
El tipo solamente le dijo: Venda la serpiente.

Kitty
¿Que se deshiciera de ella?

Midas
Sí, que le dejara en México… que se olvidara de ella.

Kitty
¿Por qué?

Midas
El médico solamente añadió: “Le está midiendo”
Kitty
¿Cómo?

Midas
Estaba probando su capacidad… Tracey era una mujer alta, corpulenta, estaba examinando a su presa, estudiando si podría engullirla de un bocado…
Dudaba si podría abrazarla y comérsela como a un conejo… necesitaba saber si podía digerirla…
Hacía balance.

Kitty le mira desconectada.

Midas
No tiene nada de descabellado… era un bicho sano.
Lo sacaron de gira con unos tipos que eran blanquitos, sin pelo, con lo carne y la sangre a flor de piel, se posaba todos los días sobre una cuerpo apetitos y caliente…
Y, además, encima, cuando se iba a dormir, la hacían a abrazarse a un menú completo, la obligaban a dormir sobre una festín aromático listo para ser devorado.
Tiene bastante sentido.

Kitty continúa mirando.

Midas
Olvídate de la serpiente.