El otro Verano (1)

Existe otro verano,
frío como la porcelana abandonada.
Entre las laderas de mamá y sin más cotidianidad que la de hace ya mucho tiempo.
Esta clase de Verano…casi no me deja respirar.

Este Verano ha mutado y también sabe odiar, sumir y atrapar.
Este Verano me está mutando a mi.

Las noches de Verano me hacen perder la razón y la luna tuesta a fuego lento los pelos de mi lomo.
No es bueno… no lo es y a veces las estrellas se ven tan bien que me insultan.
…se ven tan bien que me deslucen.
Y suda la razón y se escurre el control.
Se tambalean las estrellas y mi mando.
Una vez más.

En el otro Verano, aquel que nadie fotografía…
…aquel en el que uno siempre ocupa el lugar principal en la mesa…
yo también fotografío.