GIRADO Y OM, el final de la música del Universo.

Termina el año y yo pensando en buscar cómplices para tocar con Mambus…

Aquí podéis escuchar algo de lo que trato de preparar… la versión de Bowie es something completely different porque se trata de una petición de una amiga para un proyecto de arte que tengo muchas ganas de ver terminado!

Aquí os dejo el final de “OM, la música del Universo”, ahora ya se puede leer del tirón en el blog.

GIRADO Y OM (“OM , La música del Universo”)

GIRADO

Midas toma una copa en la barra del bar… está decaído.

Midas
Ese hijo de puta lleva horas hablando con ella con su puto maletín y su puta cocaína…
Además… ¿para qué coño necesita tanta farla? ¿Que coño pretende hacer con eso?

Rafa
No te obsesiones…

Midas
¿Que no me obsesione? Me obsesionan las obsesiones… me obsesionan las manías.
A ver Kevin… ¿tú que manía tienes?
¿Te muerdes las uñas? ¿Duermes con la puerta luz encendida? ¿Te cepillas los dientes antes de alguna cosa? ¿Te peinas mientras hablas por el móvil… o simplemente TIENES LA MANÍA DE FOLLAR con OTROS CHICOS?

Kevin
¡Jijijiji! No se… bueno… ¡sí!
Tengo la manía de presignarme tres veces y media antes de subir al escenario.

Midas
…Y media?

Kevin
Sí… así

Kevin se santigua despacio una vez, luego otra y luego realiza solamente las dos pulsaciones verticales.
Midas mira a Abdul y América que están en actitud más que amistosa en unos sofás.

Midas
¿?
(Midas mueve la cabeza perturbado por estas acciones de Kevin)

Midas
¿Y tú, Rafa? ¿Alguna obsesión?

(Continúa mirando a América)

Rafa
Yo tengo que cagar completamente desnudo.
Parece una tontería, pero es un problema…
Lugares públicos…, casas de amigos… y un par de pilladas, que para una persona (hace el clásico signo de comillas con los dedos) “NORMAL” no son nada traumáticas… pero que, sin embargo, para mi y para los que me han pillado… sí lo han sido.

Midas
Mmmm… perturbador.
Yo tengo la manía de partirle la cara al primer gilipollas que me intenta levantar a la novia.

Midas se dirige hacia la zona de la pareja.

Midas
¡Vale tíos! Aquí estoy, es patético, pero he venido… mira… vosotros tenéis aquí toda esta farlopa… todo este buen rollo… y la verdad… es que me está jodiendo inmensamente… así que…

Midas le da un puñetazo en la cara a Abdul.
Alrededor la gente se aparta mirándoles.

América
¿Contento, gilipollas?

Abdul se pone en pie sangrando por la naríz.

Midas
Un poco. Ahora ya no me da tanta envidia… no puede esnifar por el agujero que sangra.

Abdul esnifa un poco de coca ayudándose con el dedo.

Abdul
¿Quieres un poco?
¿Sabes como se usa esto?

Midas
Más o menos… ¿y tú sabes como se usan los analgésicos?… porque me parece que mañana eso va a dolerte un poco.

Abdul
La Calpurnia es para la cama… es para las orgías… es para el sexo… es un regalo para los hombres y las mujeres…
¿Ves esta sábana? Ahí se pone la Calpurnia… esnifarla como tú lo haces es como fumar por el culo, gilipollas…
Tu piel coge lo que necesita…, es un pegamento para las lenguas,… y se disfruta mejor en grupo.

América
¿Se echa en las sábanas? ¿Toda esta coca?

Abdul
Al follar, se mezcla con el sudor y se mete entre los cuerpos… te rodea, te abraza, se disfruta mejor en grupo, de verdad.

Midas
Espera… creo que no te entiendo bien… eres… ¿eres un pervertido?
¿Estás diciendo que si follamos?

Abdul
Te estoy preguntando si quieres fumar por el culo o si quieres fumar por la boca.

Midas
No, perdona, me estás preguntando si quiero fumar por el culo o si quiero comerte tu sucia polla de moro… y la verdad… es que no me apetece demasiado.

América
Abdul… déjalo, en serio, vámonos arriba, déjale un gramo, ¿vale?

Midas
¿Déjale un gramo?
¿Déjale un gramo de qué…?
Me prometiste media tonelada de amor… o de jabalí a la brasa, o de lo que coño fuera y ahora… ¿me das un gramo de esta mierda mientras te vas a follar con el moro?

América
Ahí te queda, ¿vale?
(A Abdul)
Yo voy arriba… si tú quieres venir, estaré allí…

Abdul
¿Sabes? Me encantaría que aprendieras algo de esto… que subieras y que te tomaras algo con nosotros…

Midas
Te encantará más mirarte mañana en el espejo y descubrir el aspecto de tu nariz cuando dejes de tener en el cuerpo toda esta mierda que te mantiene insensible.

Abdul
A lo mejor mañana no me miro en el espejo… pero tú seguro que sí.

Midas
¡Hey! ¡Fóllatela si quieres, morito!… ¡no me importa!

Abdul
Te importan muy pocas cosas, pero yo sé cuales son.

Abdul sube tras América.

OM:

Midas está sentado en un aparte, Rafa está a su lado esnifando cocaína.
La fiesta está en stand by y suena música tranquila.

Rafa
Entonces… si no sabemos para que coño hacemos esto, si al final no es para ti, ni para mi, ni para nadie… ¿por qué lo hacemos?

Midas
Y volvemos a la misma jodida pregunta… al sentido de todo esto…
Hay… hay una teoría… una teoría física, científica… a mi esas cosas científicas me convencen… me conmueven.

Rafa
¿Ciencia?

Midas
Sí, la parte científica… lo que sucede de verdad, lo testable.
Resulta que cuando tocamos, se producen cambios en nuestro cuerpo, suben las pulsaciones, la dermis se sensibiliza como si entrásemos en alerta.
Nos alarmamos… y no en las partes más difíciles de ejecutar… es un resultado parecido al de la excitación sexual.
Aristóteles y Glaucón defendían el estudio de la música para equilibrar a los alumnos.
Activamos el hemisferio izquierdo y el derecho simultáneamente y se supone que organizamos…
Aristóteles defendía el uso bélico de la música… coordinaba a las tropas y asustaba a los enemigos… preparaba y motivaba.
Defendía también las canciones sosegantes, las que armonizaban al individuo…

Rafa
¿Equilibrio? ¿Guerra? ¿De qué diablos hablas?

Midas (preparándose una raya)
Hay armonías prohibidas… todo gran poder tiene dos reversos, según la Iglesia Católica hay cosas que no se deberían tocar… nunca.
Ha pasado desde siempre… es el “Diabolum in musica”.

Rafa
¿El Diabolum… qué?

Midas
El “Diabolum in musica”… algunas tonalidades menores… el mexolidio que suena como si una voz te dijera “¡vamos…vive, Gilipollas!”.
Sonidos demasiado oscuros que llevan tu cabeza a habitaciones espaciosas donde nadie te ve…
La música de Satán.

Midas esnifa su raya

Rafa (preparándose otra raya)
¿Estás bien? Suenas como un heavy decadente.

Midas
Hay mucha diferencia entre “ta-TANNNN” o “TA-tan”, capullo… es peligroso… no se debe jugar con lo que uno no entiende…

Rafa
Se puede saber hacer las cosas por muchos motivos… no tienes por que saber muy bien lo que estás haciendo para que algo funcione.

Midas
De hecho, siempre funciona. Porque todo esto es demasiado grande… el problema es… que pintamos en el medio. ¿Entiendes?

Rafa
Creo que sí.

Midas
Mira… yo lo que creo es que simplemente estamos mirando un espectro de cosas ínfimo… somos como un pez en una pecera…
¿Sólo existe esto? ¿Esto es lo que hay?

Rafa
Yo solamente veo un montón de gente que huele muy bien y que está muy puesta.

Midas
Exacto, porque estás en la pecera.
Ahora supón que una mano gigante entra en la pecera…
Para empezar ni siquiera comprenderías que es una mano…, verías una cosa enorme, una masa de color rosita que te impulsa hacia un espacio, hacia una dimensión, un miembro imposible de acaparar con tus sentidos.
Rafa (esnifando)
He tomado mucho ácido en mi vida tío, no sé si me conviene escuchar esto.

Midas
Supón que puedes salir… escuchar la música del universo… ser elevado al espacio y contemplar la tierra desde lejos como el Mayor Tom.

Nos alejamos de la Tierra, la vemos desde lejos, la voz de Midas se convierte en parte de una conversación realizada en el planeta que vemos flotando en el espacio. Se escucha como un off.

Rafa
“El planeta tierra es azul… y no hay nada que pueda hacer”

Midas
El planeta tierra que ves, Mayor Tom… está vivo… es un ser viviente, un organismo… es muy parecido a ti y a mi…
Está ahí abajo respirando…

Rafa
Con nosotros encima…

Midas
¡No!, nosotros no estamos encima… estamos dentro…, todo tiene un sentido, ¿vale?
¡Científicamente lo tiene!
Estamos DENTRO, porque somos partes de la La Madre Tierra…, ella tiene su cuerpo, su templo… ella respira con sus pulmones vegetales… inspira dióxido de carbono, espira oxígeno…
Por sus venas corre pura agua dulce, que en algún punto se fusiona con el torrente salado… tiene sus principales arterias bien definidas…,
Come por aquí… caga por allá… tiene sus leucocitos defensores que eliminan plagas de insectos terribles que atentan contra sus órganos…,
Ya sabes, está todo ahí…
Ya conoces esos ecosistemas que permiten el funcionamiento de cada miembro…
Rafa
Insisto…Y nosotros… ¿qué pintamos aquí?

Midas
Somos uno más… hacemos lo que tenemos que hacer… aportamos nuestro granito de arena… hay células buenas… en armonía… que parchean por aquí y por allá… ¡plaquetas benévolas!

Hay hombres-neurona que saben muy bien cuando cambiar el curso de un río o cuando evitar que un deshielamento se cargue algún órgano vital…

Hay hombres-glóbulos rojos que oxigenan determinadas zonas a las que no les llega el aire…

Rafa
Y nosotros…

Midas
Y justo nosotros somos lo que cualquier médico llamaría…
Un cáncer.

Rafa le mira

Midas
“Señora Tierra…, es usted mayor, hemos parcheado por aquí y por allá…, pero tiene ud… cáncer.”

Rafa
Es decir…, que no tiene sentido… que no hay sentido.
Midas
¿Tú que crees? Hay un grupito de células que se han vuelto locas y se lo han montado por su cuenta.
No ayudan, no reciclan, no se quieren, toman drogas, beben, follan con la primera célula que encuentran y se pasan el día tocando rock`n roll!
A mi no me parece que tenga mucho sentido.

Rafa
¿Y Dios?

Midas
¡Venga ya! ¿La mano que te ha sacado de la pecera?
Un curioso…, un extraterrestre… ¿nosotros mismos desde el futuro?… ¡Nadie va a cambiar nada!

Rafa
¿Y qué pasará con la tierra? ¿Qué pasará con nosotros?

Midas
No puede pasar nada bueno…
¿Sabes cual es el sonido que hizo la implosión que creó el universo?
Hizo… ¡OM!

En la superficie del planeta vemos un chispazo sobre la geografía española… como si una bombilla se fundiera en el medio del país.

Midas y Rafa miran por la ventana, la vista corresponde a la estación de Atocha, ha habido una explosión…, se escuchan gritos angustiosos y los primeros movimientos del vecindario.

Rafa
¡Joder!

Midas piensa un momento y, angustiado, sale corriendo hacia el piso superior.
Una a una, abre todas las puertas de la casa… el ambiente es angustioso, hay parejas en las salas…, algunas desnudas y vistiéndose a toda prisa, otras levantándose.
Muchos se quejan.

Hombre 1:
¡Eh! Tío… que está pasando?

Midas entra en una habitación vacía, sobre la cama está la sábana azul de Abdul completamente cubierta de cocaína.
En la calle el ruido es insoportable, se escuchan muchas sirenas diferentes, gritos, llantos también desde el interior del propio edificio…
Es el sonido de la demencia.

Midas sale de la habitación, la gente de la fiesta vuelve en sí.
La madre Tierra se convulsiona, todos hablan por el móvil y encienden las televisiones y radios de la casa.

En la planta baja, Midas se cruza de nuevo con Rafa.

Rafa
¡Tío! ¡Es un atentado! ¡Parece que ha sido E.T.A.!

Midas (saliendo hacia la calle)
No ha sido E.T.A..
Ha sido Dios.

En la calle el panorama es desolador…, de todas las casas salen vecinos con toallas, medicinas y demás enseres.
El tráfico está detenido, la calle se tiñe del amarillo de las ambulancias y del blanco de los coches de policía.
El sonido de los móviles es insoportable.
Demasiadas voces, demasiada gente, demasiada tristeza.

Midas se planta en la acera de enfrente, entre la gente y observa las llamas y el humo que sale de la estación.
Despacio, saca su grabadora y graba todo el sonido de la tragedia.
Escuchamos multitud de detalles, gemidos, retazos de conversaciones…, teorías sobre lo sucedido, sirenas, fuego, politonos de móvil…

Sobre todo ello suena la voz de América cantando Ashes to Ashes.

ASHES TO ASHES (Bowie)
Recordáis a aquel chico de aquella
canción reciente?
He oído un rumor del Control Terrestre.
Oh, no, no me digáis que es cierto.
Tienen un mensaje del hombre de acción
“Estoy feliz, espero que ustedes sean felices también.
He amado todo lo que necesitaba amar”.
Sórdidos detalles siguen después.
Las carcajadas de nadie están matando.
En síntesis, tan sólo fotos de chicas japonesas.
No tengo dinero y no tengo pelo,
pero espero patear éste planeta llameante.
Del polvo, hacia el polvo, del funk hacia el funky.
Sabemos que el Comandante Tom es un yonki.
Atado al cielo allá arriba,
alcanzando el mínimo histórico (”all-time low”).
Una y otra vez me digo a mí mismo
que me mantendré limpio ésta noche,
pero las pequeñas ruedas verdes me siguen.
Oh, no, otra vez no.
Atascado con un valioso amigo
“Soy feliz, espero que vosotros también lo seáis”
Un destello de luz, pero sin el humo de la pistola.
Nunca he hecho cosas buenas,
nunca he hecho cosas malas.
Nunca he hecho nada que no sea triste,
quiero un hacha para romper el hielo.
Quiero bajar ahora mismo.
Mi madre me dijo
que para hacer las cosas,
mejor no te mezcles
con el Comandante Tom.

-FIN-

Anuncios